Por su carácter Católico-pasionista, nuestro colegio unirá la Educación de la Fe con la adquisición del Saber.  La pastoral del Colegio responde así al proceso de continua evangelización en todos los estamentos que compone esta comunidad desde una perspectiva Pasionista.

PASIONISTA

 

 

Nació en Ovada (Liguria) el año 1694; de joven ayudó a su padre en el oficio de mercader. Movido por el deseo de perfección, renunció a todo y se dedicó al servicio de los pobres y los enfermos, juntándosele después varios compañeros. Ordenado sacerdote, trabajó con intensidad creciente por el bien de las almas, estableciendo casas de la Congregación que él había fundado, ejerciendo la actividad apostólica y mortificándose con duras penitencias.

 

CORAZON PASIONISTA

 

 

Nuestro fundador, San Pablo de la Cruz, a su estilo y a su manera, según su época fue un “abanderado” de los pobres:

o    Predicando donde no quería ir nadie, en zona muy pobres.

o    Y a las clases más populares y de gente sencilla.

o    San Pablo de la Cruz resaltó sobremanera estos rasgos específicos de nuestra espiritualidad: Contemplar Crucificado y a los “crucificados de hoy, descubrir en ellos el rostro de JESÚS.

CARISMA PASIONISTA

 

Ser Pasionista es  mirar a Dios desde la cruz. Y tener una opción por los crucificados, y ser sensibles al dolor del mundo. Pasión de Cristo, pasión por la vida..Se nos invita a ser “sal, luz y fermento” y a crecer en una  triple dimensión: “contemplativo, testigo y profeta”, capaz de iluminar nuestra conciencia, transformar la realidad, celebrar al Dios de la Vida en nuestra propia pasión, actuar según el evangelio y sembrar la esperanza en aquellos que sólo ven signos de muerte

 

VELA

 

NUESTRO ESCUDO

ESCUDO

Nos unen al escudo, dimensiones históricas, simbólicas, afectivas y teológicas. Todas y cada una de ellas nos regalan un acercamiento a la espiritualidad Pasionista.  El escudo es parte de los signos que animan nuestra MEMORIA. Es una realidad del pasado, que se remonta a Pablo de la Cruz, y, al mismo tiempo, nos abre al futuro.

El pasado nos llama, nos inspira. Es memoria del comienzo de un camino de espiritualidad, de una manera de vivir, sentir y anunciar a Jesús. Por eso, el pasado es nostalgia de un tiempo fundacional. Es importante volver al pasado, porque en él nos acercamos a los primeros pasos, a las intuiciones desprovistas de los condicionamientos que las estructuras fueron colocando. Hay que traerlo al hoy para que nos fortalezca en una búsqueda más genuina.

El futuro también nos llama y nos inspira, pero como esperanza, porque no debe ser lo que sucederá y nosotros esperamos pasivamente, sino lo que entre todos haremos acontecer. También estamos llamados a traerlo al presente, porque él nos proyecta.

Por eso, hoy, en este contexto de cambio de época en el  que estamos viviendo, el escudo nos brinda algunos elementos valiosos para nuestro camino y nuestra búsqueda.

Él era ante todo, para Pablo, un signo visible de una realidad más honda, la cual consistía en el hecho de que la cruz estuviera impresa, grabada en el corazón de quien lo llevara. La identificación que él mismo realizaba estaba referida a la vida, a la acción, a la opción fundamental por el Crucificado. No era un emblema para distinguirse o separarse, sino para que el corazón apasionado estuviera profundamente enraizado en la Cruz.

EQUIPO:

COORDINADOR GENERAL: PADRE HERNAN VARGAS C.P

PROFESORES:

-TRINIDAD POBLETE BARRERA (COORDINADOR EJECUTIVO)

– SANDRA ROMERO VALENCIA

-CLAUDIA LOYOLA PIZARRO.

 

A continuación los enlaces de las actividades de Pastoral que se realizan en nuestro Colegio

 Infancia Misionera

Pastoral Juvenil Pasionista

Misiones

Jornadas de Curso

Pastoral de Apoderados

Pastoral de Profesores

Celebraciones Litúrgicas